Durante todos estos días el Espíritu Santo nos estuvo ayudando, pues estamos más cerca de Él viviendo el propósito del Ayuno, estamos pendientes de las cosas de Dios  y nuestra mente está ocupado en cosas que verdaderamente importa para  edificarnos espiritualmente.

Dentro de cada uno ya hay cambios que nos están ayudando  en nuestra búsqueda del Espíritu Santo y debemos mantenernos firmes hasta el final. Todo lo que vemos o escuchamos de afuera  a través de lo TV, el internet o los video juegos nos contamina y nos hace daño sin que nos demos cuenta,  es un sacrificio negar todo esto solo con el fin de ser llenos del Espiritu Santo, pero  Dios  es más importante que todo eso.

Por esta razón en nuestra boca deben haber palabras buenas, palabras de bendición y por siempre tener mucho cuidado con todo lo que vamos  a decir de nosotros mismos o de alguien.

¿Habéis escuchado a las educadoras,  a vuestros padres y maestros que debemos decir Palabras bonitas en ves de feas?, pero pocas veces lo decimos ¿verdad?

La tarea de hoy es:

1. Escogeréis cinco personas  importantes para vosotros, mamá, papá, profesoras, amiguitos y un familiar y le diréis cuanto le queréis, le estimáis, o pensáis en ella, pero es importante sentirlo y decirlo de verdad.