“El corazón alegre hermosea el rostro” Proverbios 15:13

Cuando estamos llenos de la presencia de Dios, llenos de su Espíritu Santo no cabe en nuestro corazón la tristeza, siempre estamos contentos, aunque haya un mogollón de problemas, no nos preocupa ni nos entristece. Esa es la necesidad por  llenar cualquier vació  de nuestro corazón con el Espiritu Santo, y estos días que van pasando estamos muy cerquita de El. Debemos estar alegres, felices y muy contentos. ¡Ah que Día!

La tarea de hoy es :

1. Si te sientes triste o preocupado por algo, cierra tus ojos entrega esta tristeza o problemas en Las Manos de Dios y habla con el Espíritu Santo pidiéndole de todo corazón que venga a habitar en tu interior.