Cuantos días han pasado desde el primer día que empezamos el propósito, entiendo que es no es fácil pero todo sacrificio es recompensado y cada vez más  las tareas que estáis poniendo en práctica les ayudará y los cambios serán de manera natural.

Es más fácil ser comodines (acomodados) y algunas veces perezosos ¿verdad?. Pues bien, ahora vamos a hacer algo que siempre debemos ponerlo en practica.

La tarea de hoy es:

1. Le ayudamos  a la profesora en todo sin  necesidad de que nos lo pida. Ofrecemos nuestra ayuda no solo en la clase, también durante el recreo.

2. Somos respetuosos cuando hablamos, prestamos atención en la clase, levantamos la mano para  pedir permiso  o hablar  y así evitamos que la profesora no se enfade y nos regañe.

3. Ayudo a mi compi enseñándole en los deberes que para él son más complicados.