TAREA:

Si has tenido un pensamiento malo o te has comportado como no debías, es hora de pedir perdón a Dios y a quién hayas ofendido.