Es muy común y normal tener muchos amiguitos, si tu tienes varios amiguitos y te llevas bien ¡Fenomenal!. A otros niños les cuesta por muchas razones. Algunas veces porque les insultan, les pegan, les hablan feo o simplemente prefieren estar solos.

Si eres muy tímido para hablar con otros niños, pide a Dios y al Espíritu Santo en tus oraciones que te ayude a cambiar  para que tengas  muchos buenos amiguitos, seguro que Él, lo hará.

La tarea de hoy es:

1. Te acercarás a un compañerito/a o vecino/a del portal de tu casa con el que no hablas mucho,  te harás su amigo  y le hablarás también de Jesús. Debes perder el miedo o la vergüenza, recuerda pide al Señor Jesús te ayude para hacerlo.

2. Puedes compartir tu merienda o llevar alguna chuche o golosina para regarle  a alguien que nunca le has  hablado o que poco has compartido o hablado con él/ella. Te sentirás bien haciéndolo.

¡Te esperamos mañana!

¡Educadoras, padres, niños y adolescentes, dejad vuestros comentarios!