Muchas veces pensamos que solo los mayores merecen respeto, también tú, mereces respeto y todos tus amigos. Dios nos dijo que debemos amarnos los unos  a los otros y dentro de ese  mensaje está el respeto.

La tarea de hoy es:

1. Saludar a los adultos y niños con un “Buenos días”,  o un “Hola” y una sonrisa muy linda en tu rostro.
2. Ceder el asiento en el autobús o en el metro a los ancianos, embarazadas y más pequeñitos que tu.
3. Pedirás perdón si haces algo malo, y diras «gracias y por favor».