AMOR INFINITO Y LA NATURALEZA DEL SIERVO

“Pueblo de Israel, yo siempre los amé y les mostré que mi amor por ustedes es eterno” Jeremías 31:3

Esta clase preparamos con gozo y alegría viviendo el amor de Cristo, Nuestro salvador.

Empezamos la clase preguntando a los niños…

¿Qué es el amor para ellos?.

Desde su inocencia, su pureza y según su comprensión nos fueron explicando. Cada niño, como muchos adultos asocian el amor, con el cuidado de la madre, un sentimiento bonito que tenemos por la familia, por una persona amada, el amor entre un hombre adulto y una mujer adulta; en fin, salieron varios ejemplos.

El amor de Dios es más que eso. Una gran demostración de amor fue el que Jesús hizo en la cruz dando su propia vida por amor a nosotros, para darnos la oportunidad de salvación y poderle conocer.

El amor es más que un sentimiento, que una emoción.

¿Cómo podríamos averiguarlo?

Simplemente entregando nuestra vida al Señor, buscándole con sinceridad y humildad, entonces podréis experimentar y toma posición  en el interior de nuestro ser, el cual es correspondido profundamente por Dios.

¿Los niños podrán entender esto?

¡Por supuesto! Ellos son tan simples y no se complican, simplemente lo hacen y  viven su propia experiencia con Dios. Les damos varios ejemplos de cómo Dios nos ama independientemente de dónde vengamos, qué pecados hayamos cometido, para eso está el arrepentimiento, no importa el color, el idioma o la condición social, Él mira la disposición de nuestro corazón.

Cerrando sus ojos podían visualizar a Dios abrazándolos, guiándolos siempre, mientras ellos crecen y se forman en la fe. Nosotras aprendemos de ellos y ellos de nosotras, es una bendición ser voluntaria de la EBI y llevar la Palabra del Señor a los niños

“Y amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas” Deuteronomio 6:5

Aquí os dejamos las fotografías  de los recursos didácticos que hemos utilizado.

Esperamos vuestros comentarios y la suscripción a la página.