No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, Sí, te sostendré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

Señor papá/mamá usted se ha preguntado alguna vez…

¿Qué queréis lograr este año? Y ¿Qué habéis logrado los otros años?

¿Qué vais hacer para conseguirlo con la ayuda de Dios?.

Todos los seres humanos necesitamos plantearnos metas para hacer algo, pero para que esto  se cumpla necesitamos mucho de Dios, de poner en practica lo que aprendemos en la Iglesia y de lo que sus pequeños aprenden en la  EBI, de cambiar  ciertas actitudes que no nos ayudaron a crecer  espiritualmente, de vencer los miedos que os hizo inseguros y tímidos; de buscar  el Espíritu Santo con todas vuestras fuerzas. Sin Dios no somos nada, eso vosotros  lo sabéis, no podemos conquistar la victoria, no solo la de la salvación sino también para ser buenos padres, esposo/a, hijo/a, etc.

Para plantearnos estas metas necesitamos asegurarnos que sean dirigidos por Dios, debemos pedir siempre en nuestras oraciones al Señor Jesús que nos enseñe su camino, que nos muestre su voluntad, que nos ayude a  obedecer su palabra a estar sensible  a su voz, debemos plantearnos  en primer lugar buscarle a Él y todo lo demás será añadido.

Muchas veces usted ya se planteó en cada año nuevo, conquistar ciertas cosas, hasta los habrá  conquistado y muchas  de ellas a lo mejor no, o incluso ni siquiera se planteó, ni determinó nada  para un año venidero.

Dios  no puede actuar sino sabemos lo que queremos. Él está esperando  actitud por parte de  cada uno de nosotros, y de lo demás  Dios se encarga conforme  a nuestra fe, determinación y actitud. Todo lo que usted como padre o madre vive positivamente, debe transmitirlo  para su niño o  joven adolescente y enseñarle lo mismo, pues al ver su hijo/a estos ejemplos hará lo mismo que usted, él/ella  se planteará metas, objetivos para cada año que venga y estará pendiente de cumplir esas metas y hacer todo por cumplirlas, pues de nada sirve  realizar metas sino lo acompañamos de actitud.

Consejos:  puede realizar actividades en el hogar, comparta momentos íntimos en familia, regale a sus hijos un poco de su tiempo, regale afecto, palabras de amor, estreche lazos  afectivos con cada uno de  ellos, converse de sus dudas y fracasos aunque su niño/a sea pequeño, anímele a levantarse si en el colegio no obtuvo buenas puntuaciones,  si suspendió algunas asignaturas, comparta su fe, pregunte sobre lo que las educadoras y orientadores le enseñan cada vez que él /ella viene a la EBI, de esa forma alimentará más su aprendizaje y habrá desarrollado valores para el crecimiento y madurez de su hijo/a.

Sus hijos comprenderán que es muy importante marcarse metas y al mismo tiempo acordarse siempre  de ellos para poder cumplirlos si determinamos y confiamos en Dios.

Motíveles en su realización, les ayudará, sin duda, a tratar de mejorar y trabajar  su comportamiento, su responsabilidad, su compañerismo, su ilusión y sobre todo su fe, cosas muy sencillas que le ayudará a crecer. Sus hijos tienen que aprender a conocerse a sí mismos, a saber que ellos pueden, con su esfuerzo, recoger los frutos de las pequeñas semillas que han sembrado.
 

¡LES DESEO UN FELIZ AÑO 2015 LLENO DE BENDICIONES!

Tabani Valderrama