La ardilla es un pequeño roedor, muy simpático y gracioso que siempre está metiendo en líos a los demás por las travesuras que hace.

Existen diferentes ejemplares de este animal, pero aquí os enseño sobre la ardilla común. Es un mamífero de tamaño pequeño, tiene un cuerpo medio alargado y particularmente estrecho. Tiene una cola un pelín larga y tiene mucho pelo, puede medir entre 19 y 24 centímetros sin tomar en cuenta la cola.

Su color suele ser marrón, los colores del otoño, dependiendo de algunas partes de su cuerpo pueden ser  de tonos más claros o más oscuros, su espalda  puede ser pardo o semi rojizo con un vientre de color blanco. En invierno les sale más pelo para protegerse del frío.

Por las noches se esconden y no salen para evitar  ser devorados por los depredadores, se levantan justo cuando empieza a clarear y desde ese momento empiezan a trabajar  buscando su alimento, en otros casos van buscando mejoras para su casa, ya sea una protección en forma de ramitas o cavando para hacerla más profunda.

¿Dónde Viven?

La ardilla es un animal que se cría en  nidos y cuando crece vive sobre ellas, su casa está colocada en las ramas de los árboles, en medio de las partes más altas. Los nidos sí que están estratégicamente creados con dos agujeros para que, en caso de peligro haya opciones por dónde poder escapar.

¿Qué comen?

Su alimento favorito son las semillas de los árboles y comen de todo, incluso pueden llegar a comer carne, huevos, también casan pequeños insectos que se encuentran cerca de su madriguera.