En este mes de Octubre, las educadoras voluntarias de la Ebi de Aluche,  se propusieron a hacer una obra de bien.

¡Juntas tuvieron una idea! Ayudar a Kensy, una madre muy jovencita, pero a la vez muy luchadora, que ama mucho a su pequeño hijito Anthony de tan solo 1 mes y medio de vida.

Cada una colaboró con algo especial: una manta, baberos, ropita, pañales, y varios artículos de higiene personal necesarios para el bebe.

 

-¡Ha sido muy gratificante para nosotras!- Nos cuenta Rosario, una de las educadoras voluntarias. –Yo misma he bordado el nombre del bebe en la toalla de salida de baño, estoy muy animada. Llevar alegría a alguien es algo especial., esperamos que se repita para poder ayudar a más personas que pasan por dificultades–

Sin duda, Anthony y su mamá van a disfrutar de los regalitos.

Hasta la próxima!