Un amor verdadero que dura por siempre

“Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.” 1 Juan 4:16

Dios nos demuestra Su Amor todos los días y  espera que le amemos de la misma forma como Él lo hace, espera que tengamos disposición en entregarnos, en seguir sus pasos, en hacer su voluntad, demostrando ese amor a nuestros compañeros del instituto, a nuestra familia e incluso a personas que no conocemos pero que necesitan de Dios.

¿Amas a Dios? probablemente si crees en Él, respondas que sí, para el ser humano querer es lo más natural del mundo. Ese amor es un sentimiento, aprendemos a amar desde que nacemos, por ejemplo a nuestros padres, hermanos, ellos son los mas cercanos, es un amor natural,  dirigido por nuestro corazón. Sin embargo el amor de Dios, es sacrificio, misericordia, perdón,  compasión; supera cualquier amor humano. Amar a Dios no es difícil, requiere esfuerzo por conocerle realmente y desear hacer lo que nos pide.

Dios, siempre busca formas de demostrarnos cuánto nos ama, día  a día nos proporciona todo lo que necesitamos para mantenernos vivos, nos cuida, su protección está las 24 horas del día. Sobre todo cuida de nuestras necesidades espirituales como la Palabra de Dios, la Biblia. Nos invita  hablar con Él, a tener una estrecha relación para bendecirnos y para confiarle absolutamente todo sin dudar.

Amar  a los demás es un porción derramado del Amor de Dios, déjate amar por Él y experimenta ese Amor, es maravilloso.

Si quieres saber más de cómo amar a Dios y sentirte amado por Él, escribe en los comentarios o puedes llamar al teléfono que encuentres en esta página.