Mi nombre es Joana, cuando llegué a Familia Unida, era una persona muy triste, vacía y tenía muchos problemas en mi hogar y matrimonio.

Participando, de las reunioes de Familia Unida, los Miércoles y Domingos puse en practica todo lo que era orientado y mi vida cambió totalmente. Mis hijos también recibieron el cariño y ayuda en la EBI. Ellos ahora han cambiado mucho y son muy obedientes.
Hoy tenemos paz y felicidad en mi matrimonio y hogar.

Doy gracias a Dios por todo lo que ha hecho en mi familia.

Joana Martins