“El que no está  a mi favor está en contra mía” y el que conmigo no recoge desparrama” Mateo 12:30

¿Sabéis el significado de Halloween? ¿Qué hay detrás de estas fiestas?

Para muchos padres disfrutar de estas costumbres inventadas por el hombre con un doble propósito escondido parece en ocasiones divertida. Caminamos en función a los demás, hacemos lo que hacen los demás, ¿es eso lo que realmente quiero que mi hijo haga?. Los niños y adolescentes por naturaleza sin dirección harán lo que ven en su alrededor, querrán hacer lo que ven hacer a sus amiguitos, todo es guay, es divertido, es inofensivo, qué nos puede hacer?.

Es “gracioso” y “tierno”(aparentemente) ver a los peques con sus disfraces de brujitas, esqueletos, calabazas, en fin.. Es normal verles por las calles y en los colegios  durante el día y noche celebrarlo con ganas y hasta lo esperan con ansias, todos hablan del Halloween. La noche de brujas tan esperado se aproxima por las puertas para pedir caramelos.

Los centros educativos no les obligan a los niños a que vayan disfrazados, es decisión de los padres. Los padres estamos en la obligación y responsabilidad de velar por ellos en todos los sentidos, especialmente en aquellos detalles que parecen inofensivos y que por detrás traen algo que más adelante les perjudicará a nivel espiritual.

Aquí, les explico lo que hay detrás de estas fiestas.

Hallowen ,la víspera de los muertos, representa al mundo de la oscuridad, es el día más satánico en el calendario pagano. Ningún verdadero cristiano debe participar en estas actividades de paganismo, durante este día se cometen más crímenes y actos tenebrosos que ningún otro día.

Es un hecho comprobado que en E.U, Francia, Irlanda y en muchos otros países se realizan misas negras con sacrificios humanos, incluso bebés, se realizan todo tipo de cultos espiritistas y otras reuniones vinculados al mal, también es la fecha más importante del calendario satánico, es reconocida por todos los satánicos, ocultistas y seguidores del diablo como la noche del año nuevo para los brujos y brujas, afirma Anton Lavey, autor de la Biblia Satánica-ministro de la Iglesia de Satán.

Nuestros niños no necesitan celebrar el Halloween aunque todo el mundo lo haga. Debemos enseñarles a distinguir entre las cosas de Dios y las cosas del mal. Todos estos son representantes del reino de las tinieblas.

Los juegos que se realizan durante el Halloween, las casas tenebrosas llenas de telaraña, sangre, esqueletos, gatos negros, murciélagos y habitaciones oscuras, pueden provocar miedo y pánico en algunos niños, ¿Creéis que eso es de Dios? Dios es todo lo contrario, es Luz, trae alegría, paz, tranquilidad, no tiene nada que ver con la oscuridad.

Papás y mamás, ahora que ya sabéis su significado y que estáis enteradas sobre estas fiestas.

¿Aún pensáis hacerles participar a vuestros hijos de estas fiestas?

La elección es vuestra, no de los niños. Recuerde, sois responsables por el bienestar de vuestros hijos y pensad en su presente y futuro. El área espiritual en el ser humano no es un área aislada, es un área primordial que se cuida, se nutre desde que nacen nuestros hijos, si ellos crecen con un bienestar espiritual todo estará bien en sus vidas.

¿Queréis heredar  a vuestros hijos la fe verdadera en el Señor Jesús y su Palabra o las costumbres de este mundo?

Como madre/padre todos velamos por la vida espiritual de nuestros pequeños.

“Cuando hayan entrado ustedes en el País que el Señor su Dios les va a dar, no imiten las horribles costumbres de estas naciones. Que ninguno de ustedes ofrezca en sacrificio a su hijo haciéndolo pasar por el juego, ni practique la adivinación, ni pretenda predecir el futuro, ni se dedique a la hechicería, ni a los encantamientos, ni consulte  a los adivinos y a los que invocan a los espíritus porque al Señor le repugnan los que hacen estas cosas” Deuteronomio 18:9-12