No hay nada mejor que pasar un año nuevo en la Presencia de Dios.

De esta manera la EBI de Atocha preparó algo especial para los más pequeños, una noche especial para la tan esperada Vigilia de Fin de año.
Los niños y Educadoras pasaron una noche magnífica, llena de sorpresas, risas, diversión, juegos, actividades y manualidades muy lindas.
Un mensaje muy especial para todos los niños, tener a Dios presente todos los días de nuestras vidas y aceptarlo como nuestro Señor, para ser mejores niños cada día.