“……No mirando nosotros las cosas que no se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas” (2 Corintios 4.18)

 

moda 1Día a día nos enfrentamos a nuevas corrientes o influencias que bombardean a nuestros niños, niñas y adolescentes. El problema de nosotros los adultos, es que a veces estamos tan metidos en nuestra vida, en nuestros problemas, en nuestras responsabilidades, que perdemos tiempo valioso para conocer que es lo que anda rodeando en sus pensamientos.
La etapa de la niñez, preadolescencia y la adolescencia están caracterizadas por ser vulnerables a las influencias externas. El aprendizaje de vida y los valores morales y espirituales, son puestos a prueba minuto a minuto. Necesitamos invertir en la construcción de cimientos fuertes que les permitan soportan la presión.
Parece hasta vergonzoso hablar sobre el asunto con nuestros adolescentes, sin embargo e infelizmente este mal tiene incluso neutralizado su FE debido a tantas preocupaciones e influencias que tiene el adolescente para estar a la moda y en la Onda para no sentirse inferior. Muchas veces para ser aceptado en el grupo “Amigo & Amigos” muchos adolescentes pierden su propia identidad para vestirse, andar igual al resto del grupo, vivir en la onda de la MODA. Muchas veces incluso sin tener condiciones económicas llegan a exigir a sus padres para que le compren lo que él desea así cómo sus amigos,… porque mis amigos andan en la MODA yo también quiero andar a igual que ellos.

Es necesario enseñar a nuestros teen que no debemos dejar que el MUNDO DIRIJA NUESTRA VIDA.
Es importante hacer lo que el Señor Jesús nos dice cuando usa a sus siervas las orientadoras para enseñarnos que el Señor Jesús es nuestro mejor amigo y que tenemos un libro de instrucciones para nuestra vida que es la Biblia y el Espíritu Santo habla en nuestro pensamiento desde que somos pequeñitos cuando nos muestra lo que está mal. En la Biblia Dios nos habla del amigo de los discípulos, con quienes el Señor Jesús compartió todo el tiempo de su Ministerio cuando estuvo en la tierra, Abraham tenía un amigo, el propio Dios le llamó amigo, porque él obedeció a Dios en todo lo que le mandmoda 2ó. Daniel tenía tres amigos que compartían la misma fe y creían en un solo Dios, en el Dios verdadero, todos ellos eran de la tribu de Judá , Daniel fue llevado aquella ciudad y puesto bajo las ordenes del rey Nabucodonosor junto a sus amigos y vivió experiencias con ellos, no se dejaron convencer ni influenciar por miedo al rey, Daniel y sus amigos se mantuvieron firmes ante Dios. Es así como debemos mantenernos cuando nos vemos atacados por el grupito del cole o del instituto cuando me dicen que soy raro, que no visto igual a ellos, intentan llevarme por un camino errado que me va ha perjudicar de gran manera.

No podemos hacer las cosas porque mis “compis” mis supuestos amigos me dicen que lo haga, no puedo vestirme porque Juanita, Pedrito, Anita u otros se visten de una manera diferente o siempre están muy a la moda, no puedo comportarme como Juan que es rebelde y desobediente y su madre le compra lo que el le pide por no seguir aguantando su rebeldía.

¿Quieres que el señor Jesús sea tu amigo? Eso significa:

– Ser amable con otras personas
– Escoger hacer lo correcto como decir la verdad y obedecer a vuestros padres
– Ayudar en casa
– Pensar en algo bueno y bonito para decirle a tu hermano, padres o amigo
– Compartir una merienda o realizar un detalle para alguien especial: tus orientadores, misioneros o algún pastor, Obrero (es de tu elección)
– Ser bueno con tus mascotas si tienes y sino, cuidar de una planta en tu casa o en tu barrio.

El Señor Jesús nos hace fuertes y nos hace especiales y no como todo el mundo, no necesitamos hacer lo que los demás hacen si eso me perjudica para no ser un mejor hijo, un mejor amigo, un mejor estudiante un verdadero teen de Dios.