En mi papel como madre descubrí la importancia de lo que yo represento para mi hijo.  A su edad siempre está observando y descubriendo el mundo, su padre y yo somos su referencia.

Es muy importante mostrar a Jesús en mi carácter como madre, ya que aunque recién está empezando a pronunciar sus primeras palabras y está dando sus primeros pasos,  está observando lo que hago, con solo mirar está aprendiendo, por lo que no puedo subestimar su capacidad de aprender, si me ve orar, él también lo querrá hacer, si me oye decir la verdad, también lo hará, si me ve leer la Biblia y ponerla en práctica, estoy segura que hará lo mismo. Su padre y yo, somos un pilar fundamental en la educación cristiana que le brindemos a nuestro hijo.

Soy Fiorela, madre y educadora de la EBI. Es un  placer hacer ambas cosas, cuidar y enseñar a mi hijo en casa, y cuidar y enseñar  a otros niños en la EBI.

El pasaje de la Biblia que más me gusta es “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13. No existen límites para lograr nuestros sueños, todo lo podemos conseguir, no hay nada imposible, siempre y cuando mi vida y la de mi familia esté en las manos de Dios.

La historia de la Biblia que más me gusta, es la de Daniel, su confianza en Dios era tan grande que siempre buscaba agradarle y cuando fue probado siendo echado en el foso de los leones, él se mantuvo fiel, firme y confiado.

EBI-Atocha