El origen del mal. ¿Quién es el diablo?

En uno de nuestros encuentros con los teen hablamos sobre  los sentimientos y cómo gestionar y reconocer cuando aquello se está convirtiendo en un  sentimiento negativo , perjudicial que nos hace daño y daña a los demás, nos pueden llevar a tener un comportamiento inadecuado,  puede poner en peligro nuestra relación con Dios y con los demás… fue muy interesante ver cómo los teen supieron perfectamente identificar aquellas cualidades que definen su personalidad y al mismo tiempo reconocer lo que no está bien en en ellos.
Aprendimos que no todas ellas nos convienen, a veces por detrás de esa inofensiva forma de ser, dejamos entrar otro tipo de sentimiento que si no paramos a tiempo nos pueden perjudicar tales como: La envidia, el resentimiento, la vanidad, el orgullo etc, fue justamente el orgullo que hizo que Satanás habiendo sido un ángel de luz se convirtiera en diablo. ¡Muy fuerte!
Los teen entendieron muy bien esta parte y participaron de la clase con gran interés.

Con estas reuniones y encuentros donde se comparte  ideas, conocimientos, experiencias y enseñanzas estoy segura que los teen  pondrán de su parte para cambiar aquellos sentimientos que ellos son concientes que les puede hacer  daño más adelante.

Ayarilis Mejia