Navidad

Siendo conocedor de ésto, asegúrese en no malgastar esta preciosa temporada con pensamientos y sentimientos equivocados, invierta en la enseñanza verdadera de la palabra de Dios a sus hijos, en su familia y en la verdadera Navidad. Cuando una familia está llena de la presencia Dios, se refleja inmediatamente en su vida y en su entorno.

En esta temporada enseñe a sus hijos la vida con Dios disfrute al máximo con ellos, dedíqueles tiempo, ore con ellos, pregúntele sobre el aprendizaje en la EBI, hable sobre las historias de la Biblia y comience un Año Nuevo con un sólido fundamento para su vida y familia. No está perdiendo algo por no estar haciendo parte de la “Temporada Consumista”, y sus hijos tampoco.

 

dioses