Preparamos unas tarjetas coloridas de goma eva con distintas formas y decoraciones, por dentro con un versículo Bíblico y las promesas de Dios para que los niños puedan memorizarlo y acordarse siempre de la Palabra de Dios.

Cada niño/a lo recibió contento con el compromiso de  leer siempre las promesas de Dios.