Los orientadores del GFTeen de Getafe, Graci Pires y Samuel Torres, pusieron una meta a cada preadolescente, durante el Ayuno de Daniel.

Consistía en que tenían que aprenderse todos los libros de la biblia.

Los orientadores hicieron un juego de preguntas bíblicas y quien supo responder ganó. La ganadora fue nuestra afortunada Ángela, que se lo aprendió todo.

Para felicitarla, le dieron un regalo y los demás chicos del TFTeen también tuvieron su detallito, ya que respondieron algunas preguntas.

La clase fue muy divertida y dinámica.