Así como la piel, nuestro pelo también necesita un cuidado especial,  mimos y todo lo que podamos aportar para dejarle con un buen aspecto.  Mantenerlo siempre limpio es totalmente necesario.  Eso también dice mucho de  nosotras, pues está  a la simple  vista, nuestra higiene y cuidado con el exterior.

Nunca estamos contentas  con nuestro cabello,  si lo tenemos liso nos gustaría tenerlos rizados y viceversa. Entretanto por más que NO nos guste tenemos que sacar partido de lo que Dios  nos dio, pues El nos hizo a su imagen y semejanza,  perfectas… Tan solo aprender a cuidarnos.

Utilizar productos adecuados y de calidad para cada tipo de cabello es fundamental, pues cada tipo  requiere un producto particular  y determinado,  al no ser así se puede ver opaco y sin brillo.

Os voy a  enseñar unos consejos  prácticos:

•  Para el pelo RIZADO – conviene cuidarlos con el uso de cremas suavizante, lo ideal es trabajar sobre los cabellos húmedos y dejar secar al aire libre.

•  Hidratar 1 vez a la semana, si lo tienes muy seco 2 veces.

•  Cortar las puntas cada 2 meses

•  Llevar una alimentación saludable y balanceada te ayudará a lucir una melena brillante y sedosa.

•  Cuidado con el uso excesivo de la plancha y secadores, maltrata el pelo.

•  Cuidado con la exposición al sol, así como la piel también necesita protección el pelo también.

Colaboró: Eliane Dos Santos