Un día especial que merece todos los honores, y por lo tanto  el mayor esfuerzo y amor que podemos colocar a la hora de preparar el espacio para que los niños se sientan especiales y formen parte de esta gran celebración.

Los recursos didácticos que utilizamos para enseñarles fue un  pequeño libro que realizamos en forma de gota de sangre y con ilustraciones de los símbolos que representan la pascua, el cordero, el mosto, el pan, las hiervas amargas. Quisimos ser más representativas, por ello nos vestimos de la época.

Una clase especial merece todos los detalles y más, cuando se trata de pasar el mensaje de Dios para que los niños/as también sean preparados de manera espiritual y puedan conocer los caminos de Jesús y llegar hasta el reino de los cielos según vayan creciendo y madurando en su fe.

Fátima y Vicky | Educadoras voluntarias