Febrero 2016

Una vez más nos pusimos manos  a la obra pensando en todos los pequeños que necesitan pasar una mañana alegre y feliz, llevarles a la imaginación y hacerles sentir nuestro cariño. Nuestro compromiso con ellos, es hacerles pasar una mañana especial, aunque  quisiéramos hacerlo a diario.

Nos preparamos y ponemos todas nuestras ganas y entusiasmo. Apuntamos los nombres de cada pequeño y antes de entrar, tocamos la puerta y les saludamos en coro mencionando su nombre.

¡Holaaaa….! ellos sorprendidos pero al mismo tiempo  sonrientes nos reciben. No nos conformamos apenas con eso, preparamos rápidamente un dinosaurio de globo y lo tenemos escondido  detrás de la silla, entonces preguntamos al niño.

-Un amiguito quiere conocerte…y sacamos poco a poco la cabeza del dinosaurio, luego todo el cuerpo hasta que el niño de queda sorprendido.

Solo si nos saludas este amiguito se quedará contigo..Todas gritamos en coro, ¡Ohhh! mira quién vino  a verte! ¡Tu amigo dinosaurio!

El niño/a continua esperando más, quiere más espectáculo, tiene más curiosidad! les enseñamos el regalo que llevamos y les entregamos, felices nos reciben y los padres agradecidos nos toman fotografías. Representamos un cuento o historia con títeres o muñecos que inventamos.

La retribución que recibimos por parte  de los niños y sus familias, es la alegría en sus rostros. Regresamos  a casa con el corazón alegre por brindar  un poquito de amor y tiempo a nuestros semejantes aunque sean pequeños.

Fuimos disfrazadas de muñecos de nieve. No podemos ignorar al  frío invierno y por ello tomamos en cuenta esta estación invernal, llevamos como detalle para cada niño/a un lápiz con un muñequito de nieve y  la minirevista para colorear. Nuestra pequeña revista relata la historia de Raul, un niño que guardó para siempre en el baúl de la yaya, al dolor, a la enfermedad y a la tristeza.

Voluntarias | Mimo Saludable